16 sept. 2009

Maximum Ride


Capitulo 5


Traducido por Bella4ever
Corregido por Qwely
Colaboradora Glad Swan

No hubo tiempo para pensar, Jeb nos había entrenado no para pensar, sino para actuar. Me lancé contra un Eraser, girando y plantando una dura patada en su pecho, su aliento salió y el olor era simplemente terrible, tan horrible como las aguas residuales excluidas al sol caliente.

Después de eso fue como una película, un montón de imágenes superpuestas que apenas parecía real. Aterricé con otro golpe, entonces el Eraser me dio un puñetazo tan duro en la cabeza que me corto, sentí una ráfaga de sangre en mi boca. Por la esquina de mi ojo vi a Fang contra su propio Eraser y hasta dos más yendo sobre él, él fue hacia abajo moviendo sus manos agarradas

Iggy estaba todavía de pie pero tenia un ojo cerrado por la hinchazón. Más allá del shock, gateé sobre mis pies, vi a Gasman en frío tendido en el suelo, salte hacia él, solo que me agarraron otra vez. Dos Eraser sujetaban mis brazos hacia atrás de mi espalda. Otro se inclino, sus ojos rojizos brillando con entusiasmo y su mandíbula cambiado totalmente en un hocico. El levanto su mano hacia atrás y la convirtió en un puño. Lo tiro duro hacia mi, golpeando mi estomago. Un increíble dolor explotó dentro de mí y me doble, caí como una piedra.

Tenuemente oí a Angel gritando y a Nudge llorando.

¡Levántate! me dije a mi misma tratando de tomar aire ¡Levántate!Como extraños niños mutantes, éramos mucho, mucho más fuerte que un humano normal adulto, pero los Erasers no eran humanos comunes y nos superaban en número. Éramos carne para perros. Me esforcé en mis manos y mis rodillas tratando de no caer.

Me tambalee sobre mis pies, la sed de sangre en mis ojos, lista para matar. Dos Eraser sostenían los pies y los brazos de Nudge. Ellos la balancearon duramente, y su cuerpo fue lanzado, golpeando su cabeza contra un árbol.

Escuche un pequeño quejido entonces ella se acurruco bajo el pino.

Con un grito ronco, sordo de sangre, me trepe en uno de ellos y golpeé con mis manos abiertas como si estuviera aplaudiendo en los oídos de un peludo Eraser. El chillo, cuando sus tímpanos reventaron y cayó de rodillas.

-¡Max!- gritó Angel, aguda y aterrorizadamente me gire, estaba en los brazos de un Eraser, corrí hacia el saltando sobre Iggy, que estaba inconsciente, dos Erasers cayeron sobre mi, presionando con una pesada rodilla mi pecho. Jadeé y luche, pero uno de ellos me abofeteo, hiriéndome la mejilla con sus garras.

Vertiginosamente, perdí terreno, con los dos Erasers sujetándome, y perpleja por el horror observe a otros tres poniendo a Angel, mi bebé, en un escabroso saco.
Ella estaba llorando y gritando, y uno de ellos la golpeó.

Luchando frenéticamente, traté de gritar, pero solo podía hacer un grito ronco, ahogándome en llanto. -¡Suéltame, estúpido, bastardo! – me ahogaba, pero fui golpeada otra vez.

Un Eraser se inclino sobre mí sonriendo horriblemente.

-¿Max?- dijo él, mi estómago se apretó, ¿le conocía? - Es bueno verte otra vez- prosiguió conversando-Te ves como basura. Siempre has actuado mucho mejor que los demás, por lo que me alegra.

-¿Quien eres?-Jadeé, sintiendo un frío en mi interior.

El Eraser sonrió abiertamente, sus dientes largos, agudos apenas cabían en su mandíbula.- ¿No me reconoces? Creo que he crecido bastante.

Mis ojos se agrandaron de pronto con horrorizado reconocimiento.

-Ari-susurre él reía como una persona desquiciada. Entonces se levantó. Vi su enorme bota negra viniendo hacia mi cabeza, sentí como golpeo a un costado y todo se volvió negro.

Mi último pensamiento fue de incredulidad: Ari era el hijo de Jeb. Ellos l habían convertido en Eraser. El tenía siete años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario