13 ago. 2010

Maximum Ride

Capitulo 14
Traducido por Alice

"¿Max? Me muero de hambre".

Yo había estado haciendo caso omiso de mis propias entrañas gruñendo ferozmente durante media hora. No había manera de que me iba a romper la primera y darle la satisfacción Fang? Yo no lo creo. Pero sí tenía la obligación, como líder, de cuidar de cuidar el grupo. Por mucho que odiara detenerme y perder tiempo, era una realidad.

"Vale, vale. Necesitamos comida". ¿Cómo es eso para el liderazgo incisivo? "Fang! Tenemos que repostar. Ideas?"

Fang reflexionó. Siempre me asombraba lo tranquilo que podia parecer incluso en los peores momentos.

A veces parece como un robot, o un avión no tripulado. Fang de los Nueve. Fang2-D2. Debajo de nosotros había montañas, los Picos de San Francisco, de acuerdo a nuestro mapa.

Nuestras miradas se cruzaron, era espeluznante la manera en que sabía lo que el otro estaba pensando. "Estación de esquí," dije, y él asintió con la cabeza. "Pre-temporada. Casas de vacaciones vacías."

"¿Tendran alimentos?" Empujar preguntó.

"Vamos a averiguarlo", le dije.

Volamos en un gran círculo alrededor del borde de las montañas. Pequeños pueblos que cobravan vida en verano.Algunas casas se alzaban como tren conjunto de modelos entre los árboles.

Una casa estaba apartada de los demás. No habia autos estacionados afuera, no hay humo saliendo de la chimenea.

Nadie en casa.

Aterrizamos a cien metros de distancia. Como de costumbre, después de volar durante horas, mis piernas sentían de goma. Cruze mis alas lentamente a mi espalda y descendi lentamente.

Nudge y Fang hicieron lo mismo.

Nos deslizamos en silencio por el bosque. No habia signos de vida. El porche cubierto de agujas de pino, el camino no había sido utilizado.

Nudge me dio un codazo con el pulgar hacia arriba, y sonrió, sin embargo, sorprendentemente, se quedó en silencio. Dios te bendiga, hijo.

Un reconocimiento rápido no reveló ningún sistema de alarma que pudiesemos ver. No hay ninguna luz roja parpadeante en el interior de los detectores de movimiento. Esto no era una casa grande y elegante de valor alarmante, de todos modos. Era sólo una diminuta casita de vacaciones pequeña.

Con mi navaja corte una parte de la ventana y descolge el pestillo. La parte se despego con facilidad, y me puse con cuidado en el lado de la casa: Un ladrón reflexivo, esa soy yo.

Fang subió primero, entonces me impulsó Nudge, el subio el ultimo y cerró la ventana.

Todo cubierto de polvo. El refrigerador estaba apagado, la puerta abierta. Comencé a abrir armarios de la cocina.

"Bingo"dije, mientras sostenía una lata de sopa con polvo.

"Oh, sí, pagar la suciedad, Woo-hoo!" Latas de frijoles, fruta, leche condensada. Los siempre populares ravioles. "¡Estamos de oro!"

Fang encontró algunas botellas de refresco de naranja con polvo.

Media hora más tarde, estábamos tirados en los sofás llenos de humedad, con nuestros ojos a media asta, el estómago demasiado lleno.

"Uhhnnhh," gimió Nudge. "Me siento bien, bien en concreto."*

"Vamos a descansar un poco", dijo Fang, cerrando los ojos. Él se recostó en el sofá y cruzó sus largas piernas. "un minuto, nos sentiremos mejor."

Yo también cerré los ojos. Estamos llegando, Angel. En un minuto.


Fin del capítulo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario