6 ago. 2009

Moonstone capitulo tres

Hola chic@s aquí esta el capitulo tres de Moonstone. Ya saben cualquier sugerencia que me quieran hacer pueden comunicarme lo por el Cbox o por mi correo que es lualcu37@hotmail.com.
A la mañana siguiente me presente por la carretera con Mercedes y Manny Trujillo, esperando el autobús escolar y pensando en Trilby y me pregunte si yo hubiera soñado con ella. Los carillones de viento se habían ido. Lo comprobé. Tal vez ella se los llevo en cualquier parte donde fuese... el aeropuerto SeaTac si puedes creerle a un fantasma. O, tal vez no pasó en absoluto.
Casi le dije a Manny y Mercedes sobre lo de anoche. Pero ellos creían que cosas como vampiros, hombres lobo y wendigos(1*), independientemente de lo que fueran. Manny y Mercedes pensaban que esas cosas eran del diablo. Tuve miedo que ellos pensaran que el diablo me había ido a dar una visita, y dejaran de andar conmigo. Yo no tenía muchos amigos.
(1*)Wendigos: (también conocido como windigo o witiko) es una criatura o espíritu propio de la
mitología de los indios del norte de EE. UU. y Canadá, que se supone habitaría en los bosques más septentrionales y profundos del continente americano.
Tuve que hablar con Kizzy y averiguar que diablos estaba pasando con migo. ¿Este era el regalo del que ella me había hablado? Y, más importante aun, ¿podía deshacerme de esto? Tal vez habría un cambio donde una persona puede ir a devolver los regalos especiales, al igual que devolví los horrible calcetines guisante-verde que tía Sandra me dio en navidad.
Antes de que yo pudiera conseguir respuestas a mis preguntas, me encontré con un problema más apremiante. A saber, la protección de Mercedes y Manny de nuestro archí enemigo, Cory Philpott. Los Trujillo vivían sobre la propiedad del Tío Sid. Su madre, Juanita, limpiaba la casa de la Tía Sandra y Pedro, su papá, controlaba a los trabajadores mexicanos que hacían todo el trabajo duro en el huerto.
Manny y Mercedes eran demasiado agradables. Con siete niños y dos padres que comparten una casa de tres dormitorios, pareció que ellos sabían defenderse. Ellos no la hacían. Al parecer era mi trabajo. Cory Philpott vivía para atormentar a Manny y Mercedes.
Exactamente a las 7:45, el autobús hecho a rodar en una parada y las puertas se abieron con un gemido y silbido. Formamos una sola-línea. Era siempre lo mismo. Primero yo, después Mercedes, después Manny.
Patti, nuestra verticalmente-desafiante conductora del autobús, usaba un elevado cojín, tenía el pelo grueso, uñas parecidas a una daga, y una voz profunda, chillona debido al paquete de Camels infiltrados que escondía en el bolsillo de su camisa. Ella nos saludó como siempre hacía, con su voz aguda elevada cinco veces y nuestro nombre especial.
"¡Eh!, preciosa chica de ojos verdes," ella me dijo.¡(A veces solamente "G.")
"¡Mejillas Dulces! " ella exclamó cuando Mercedes subió con paso lento.
"Hay mi Panque de Tachón (*2), " dijo ella a Manny, cuya cara de luna se volvía en una amplia sonrisa.
(*2)Tachón: m. Tachuela metálica grande de cabeza dorada o plateada,usada como ornamento.
Comenzamos nuestra camino en el pasillo cuando Patti cerro las puertas y dio sacudidas hacia adelante en la carretera. Como siempre, los únicos asientos desocupados estaban al lado de Cory Philpott, cuya malvada, cara de Troll se ilumino cuando nos acercamos. Le eche un vistazo con una mirada feroz cuando Mercedes se coloco en un lugar al lado de la ventana.
Él miró lejos de mí y le silbó a Manny, "¡Eh!, beaner boy(*3). ¿Tu mochila esta llena de tacos? ¿Compartes tu gran-trasero a tu beaner sister?"
(*3)Beaner boy: "beaner" → Es un palabra racista "frijolero" para referirse a una persona de origen hispano (a menudo mexicanos) que residen en EE.UU.
Bueno, aquí está el acuerdo. Yo estaba harta de la intimidación de Cory. Más importante aun, tenía un plan. El otoño pasado, nuestro profesor de ciencias atrapó una araña viuda negra en un tarro de fruta. Él pasó el tarro arriba y abajo de las filas entonces nosotros podíamos conseguir una mirada buena de su brillante cuerpo negro, mucho tiempo, piernas largas y el reloj de arena rojo sobre su vientre. Cuando giré para darle el tarro a Cory, él levito aproximadamente un pie en el aire. Las perlas de sudor aparecieron sobre su frente, y sus manos temblaban. Él podía tener incluso mojado sus pantalones. No lo comprobé, por motivos obvios.
¿De que sirve la información secreta si no la usas? El momento había llegado. Me pare en mi asiento, mis ojos se ampliaron con el horror cuando miré fijamente en lo alto de la cabeza de Cory. "¡Oh, mi Dios! Esta es la araña viuda negra más grande que alguna vez he visto. ¡Cory! ¡Está en tu pelo!"
Con una pálida-cara, Cory gritó como una niña pequeña y trepó en el pasillo, dando brincos y agarrando su pelo con ambas manos. "¿Se ha ido? ¿Se ha ido?" él gritó.
Después de una breve ráfaga de emoción- la mayoría de los niños estaba todavía medio dormidos - alguien de la parte trasera del autobús habló. "Vamos, amigo, ella esta jugando ya. No hay ninguna araña."
Patti echó un vistazo sobre su hombro. "Esta ni siquiera es la estación de la viuda negra. ¡Pon tu trasero en el asiento!"
Los ululatos de las risas se hicieron eco por el autobús. Cory se derrumbó atrás en su asiento entonces se giro para fulminarme con la mirada. Él había dejado de acosarme después de que le di un puñetazo en la cara el enero pasado, cuando él dijo algo grosero sobre Faye y Big Ed.
Mercedes se inclinó cerca y murmuró, "Bien. Te dije que él se fijaba en ti." Ella pensaba que Cory estaba secretamente enamorado de mi, que el propósito de su intimidación era conseguir mi atención. Mercedes era una reina del drama total que ve el amor no correspondido en las circunstancias más extrañas. Ella grabo cada episodio de Hospital General y los mira los sábados.
"Como si lo fuera," le dije a Mercedes-interviniendo.
El autobús se detuvo enfrente de nuestra patética excusa para un alto del instituto. John J. Peacock H.S. tenía exactamente ochenta y siete estudiantes en cuatro grados. El distrito escolar de Peacock se pareció al pariente-medio pobre de una familia rica como Faye y yo – atascadas entre dos distritos prósperos al norte y el sur.
Todos los niños ricos que vivían en Peacock Heights, localizado sobre las colinas encima de Peacock Flats, fueron a la Escuela cristiana Hilltop. Ellos llevaban botones WWJD - ¿Que haría Jesús? - y los adolescentes consiguieron bombardearnos cada fin de semana. No pienso que Jesús fuese un chico fiestero, pero entonces de nuevo, él realmente convirtió el agua en vino. Incluso aunque Mate y Tiffany vivían en los flats, ellos fueran a Hilltop. La tía Sandra no les permitiría ir a la escuela pública.
Después del habitual despedida de Patti "Ustedes alcornoques compórtense. Los veré más tarde, manzanitas-" nosotros salimos del autobús y entramos al viejo edificio de ladrillos, por un estrecho pasillo y atreves de la antigua cafetería, cuyos soportes estaban abrigados por gruesas vigas para impedir que el asbesto se filtre hacia fuera. Al menos eso es lo que nuestro director, el Sr. Hostetler nos dijo.
Yo tenía la oportunidad perfecta en la clase de ingles para probar mis nuevos súper poderes. Me senté en una mesa perfectamente nivelada con el cilindro perfecto, un lápiz número dos. ¿Podría yo hacerlo rodar horizontalmente a través del escritorio? Eché un vistazo alrededor para asegurarme que nadie miraba antes de que yo lo intentara. Lo intente. Lo intente. No podía hacerlo. ¡Muy bien! ¡Adiós!, súper poderes. O tal vez mi mente estaba demasiado confundida con la lección multicultural de de la semana de la Sra. Burke.
A la Sra. Burke le importaba que nosotros aprendiéramos sobre otras culturas. Cada semana, nosotros teníamos que utilizar una frase extranjera. Esta semana era el francés.
"Cuando diga su nombre, " anunció el lunes, "ustedes responderá diciendo, " C, est moi, madame Burke," lo que ella quería decir es, " soy yo. " A veces ella tenía que llamar con enfasis tres o cuatro veces antes de que cada uno cooperara. Hoy no era ninguna excepción. Cory Philpott, todavía malhumorado de nuestro encuentro en el autobús, mantuvo un balbuceo, " Esto es una mierda, " bajo su aliento y se negó a contestar.
Finalmente, Junior Martinez, que es dos años más grande que el resto de nosotros debido a su desafortunado encarcelamiento por repartir a un miembro de la pandilla rival, se dio la vuelta y le dijo a Cory, "Di,tu chico orina en el orinal."
Él lo hizo.
Muchas de las muchachas en el Peacock H.S. se sentían calientes por Junior. Él tenía la piel lisa, olivácea, un hoyuelo profundo en su mejilla derecha, y él conducía un low rider a la escuela. El rumor decía que trataba de coger a cada muchacha en la clase de primer año y él tuvo razón según el programa. Excepto por mí, desde luego. Faye no fuera la Madre del Año, pero ella me dijo todo lo que tenia que saber del sexo. A veces más de lo que quisiera saber. Manny vio que Junior empujaba a un niño en un cochecito, por lo que aparentemente ya se había reproducido. Extremadamente nada sofisticado.
Después de que golpe a Cory-y después de que me expulsaran por una semana-Junior comenzó a llamarme " la Muchacha De casa " " y Una golpeadora. " No es que yo alguna vez fuera parte de una pandilla pero no hace daño mantener a Junior en su sitio. Mercedes, desde luego, lo vio de manera diferente.
"¡Oh mi dios!" ella exclamó. "A Junior le gustas totalmente."
Después de la escuela me quedé en el autobús cuando Manny y Mercedes bajaron. Cuando Patti se detuvo delante de la casa de Kizzy, Cory tenía que tomar la última oportunidad.
"Oooo, tu te quedas con la bruja esta noche. ¿Vas a hervir un par de niños pequeños?" Lancé mi mochila en un hombro y comencé a bajar los escalones antes de que yo contestara, " No, pero nosotras seguro podríamos usar un viejo trozo grande de carne blanca. ¿Quieres pasar más tarde? "
"Buena esa, G," dijo Patti. "Ese muchacho nunca aprende."
"Me recoges aquí mañana, ¿De acuerdo?"
"Condenadamente correcto, " dijo ella con un movimiento alegre. Las puertas se deslizaron para cerrarse y los grendes neumáticos comenzaron a escupir grava cuando Patti piso el acelerador.
Cuando me acerqué a la casa de Kizzy, sentí que mi corazón latía un poco más rápido. La casa apenas podía ser vista desde la carretera. Estaba oculta detrás de un seto de humungos que recorría todo el camino alrededor de su propiedad. El único modo de entrar era por la verja de hierro fijado en medio del seto. Nunca me acerqué a la puerta directamente. Yo cortaba por los setos y serpenteaba por ella debido al ojo. La puerta tenía un escalofriante ojo pintado sobre ella. Juro por Dios, no importaba lo duro que tratara de evitar el ojo, este me miraba, su pupila negra evidentemente me rastreaba en cada movimiento. Un ojo de halcón, Kizzy me dijo. Un símbolo que se utilizaba para rechazar el mal.
A pesar de lo que Cory dijo, Kizzy no era una bruja. Ella era una gitana Romaní, y al parecer había una diferencia. ¿Quién sabía?
Con un escalofrió involuntario, aparté mi mirada fija del ojo, resbale por la puerta y trote abajo por el camino hacia la casa grande y pesada, de dos pisos. El pórtico, con su azotea que sobresalía, abrigaba todo alrededor de ambos lados de la casa. Un mirador, Kizzy lo llamaba.
"¡Alfrieda, estás aquí!" Kizzy se situó en lo alto de la escalera y ofrecido sus brazos.
Ella era la única persona que me llamaba por mi verdadero nombre horrible. Gracias a Claudio, el papá de Faye, me dieron el nombre de Alfrieda Carlota Emerson. Faye se escapó de la casa a los diecisiete. Un año más tarde, estaba atrapada en el hospital con un bebé que ella no quiso (yo) y ningún medio visible de apoyo, ella hizo un trato con Claudio. A cambio del pago de la cuenta del hospital, él consiguió llamarme después como su querida, largamente- muerta madre, Alfrieda Carlota Emerson la Primera.
"¡Hey!, Kizzy!" Me deslise de mi mochila y di un paso en sus abrazos. Ella olía a incienso, lavanda y Virginia Slims. No es que yo sea una experto en moda pero siempre que veía a Kizzy estaba vestida como para una sesión de fotos en caso de un fotógrafo de la revista Vogue daba vueltas por Peacock Flats.
Hoy, ella llevaba un vestido de seda, turquesa del mismo color que sus ojos. Su larga, oscura trenza, rociada de color gris, cubrían más de un hombro. Tres brazaletes de plata rodeaban cada muñeca. Aros de plata colgaban de sus oídos. Ella había substituido la piedra de runa que ella por lo general llevaba alrededor de su cuello con una piedra preciosa de color azul pálido en un ajuste adornado de plata. La piedra era del tamaño de una canica grande. Un brillo de luz bailada sobre su superficie. De una manera extraña, sentí una necesidad fuerte de extender la mano, tocarla, sostenerla en mi mano y acariciar su superficie que brillaba. Mantuve mis manos juntas fuertemente para resistirme al impulso.
Kizzy estudió mi cara entonces con cuidado tocó la marca en medio de mi frente con una uña con manicure. "Oh, ya veo que el tercer ojo se ha despertado. Ven. Siéntate" Ella me condujo a la terraza del pórtico.
Bien, a veces Kizzy me influenciaba. ¿No era bastante malo vivir en un remolque de viajes y llevar ropa de una tienda económica? Quiero decir, nadie grita "Perdedor", con un tercer ojo que aparece hacia fuera en medio de su frente. Hice rodar mis ojos con disgusto.
"¿Debería comenzar a usar Bangs?" La risa que tintineo Kizzy me tranquilizó.
"Esto no es un verdadero ojo, Alfrieda. El tercer ojo esta localizado profundamente dentro del cerebro. Es llamado 'la sede del alma, ' el eslabón entre los mundos físicos y espirituales. Díme que pasó."
Suspiré y las palabras cayeron hacia fuera. La única cosa que no dije fue lo de la visita de Trilby. Cuando le dije sobre Blaster y el cristal, miré la cara de Kizzy con cuidado, buscando algo negativo, tal vez un parpadeo de entretenimiento o duda. En cambio, ella aplaudió con sus manos con placer. Sus claros, ojos turquesa bailaban con entusiasmo.
"¡Oh, pero eso es maravilloso! ¿No lo ves?" Otra vez, ella extendió la mano y tocó la diminuta maraca en medio de mi frente. "Te han golpea tu cabeza en el punto exacto donde el tercer ojo se localiza. ¿Y el dolor de cabeza que tenías? El despertar del tercer ojo causa la presión en la base del cerebro. Es todo como se supone debería ser, querida niña."
Impulsivamente, ella me señalo para otro abrazo. Normalmente, no soy sensible a cosas-delicadas, pero cuando Kizzy acarició mi pelo y acarició mi espalda, sentí lágrimas calientes que picaban en mis ojos. Cuando no hay nadie con quien hablar, las cosas se acumulan en tu mente hasta que parece que tu cerebro va a explotar. Quiero decir, ¿Qué puedes hacer con todo eso? Esto salta alrededor de tu cabeza y hace que te vuelvas loca. A pesar de todo "el tercer ojo " esto, al menos una persona piensa que yo estaba bien.
"¿En cuanto al cercado eléctrico?" Mi voz salió apagada, ya que yo todavía estaba atrapada contra el frente del vestido de seda de Kizzy.
Ella me liberó y, sin pensarlo, tomé la piedra que brillaba que daba vueltas por su cuello. Se sentía caliente en mi mano. "La sacudida de electricidad en combinación con el golpe de tu cabeza probablemente te dio un empujón, por así decirlo"
Reí tontamente y acaricié la piedra lisa azul.
Ella dio un toque con una uña contra su diente delantero, algo que ella hacia cuando estaba pensando profundamente. "¡Hmm!, sí, estoy segura de eso. El poder telekinetico - cuando hiciste correr al toro hacia atrás - era una manifestación de los dos fenómenos trabajando juntos. ¿Y el sonido y la visión de túnel? Esto se llama aura."
"Pero no puedo hacerlo más, " dije. " Intenté en la clase de ingles. No podía incluso mover un lápiz." Añadí a toda prisa, " No es que yo quisiera."
"No estabas motivada," dijo Kizzy. "El poder volverá."
El sol se oculto bajo la azotea que sobresalir del portico. Sostuve el pendiente a la luz y jadeé cuando la luz del sol brilló y bailó sobre su superficie opalescente. "Es hermoso," dije."¿Cómo se llama?"
"Una Moonstone," dijo Kizzy. "Era de mi madre. Su nombre era Magda." Ella se inclinó hacia adelante y miró profundamente en mis ojos. "Qué ves cuándo miras esta casa? ¿Cuándo ves el modo en que vivo? "
Whoa, ¿Existe una respuesta correcta aquí? Me gusta Kizzy por la persona buena que ella es. Pero yo estaba bastante segura que su pregunta no era por eso. Recordé a mi madre diciendo, "¡Mira aquella casa! Ella tiene la gente para estar a su alrededor, cocinan para ella, limpian para ella. ¿De donde consigues la pasta para algo así?"
"Bien," dije, aclarando mi garganta y mirando lejos. "Pareces ser bastante rica."
"¡Exactamente!" Los ojos de Kizzy se llenaron de lágrimas. Ella busco alrededor en el bolsillo de su vestido y sacó un pañuelo. Ella toco ligeramente sus ojos. "Pero mi madre era la persona más triste que yo alguna vez conocí. Ella dijo que era debido a el Moonstone."
Me caí como si fuera una brasa ardiente. "¿Por qué?"
Kizzy se encogió de hombros. "Ella alega que estaba siendo castigada por emplear mal su poder."
Oh genial, pensé, mirando el pendiente. Más magia B.S.
"Ella quería más niños, pero mi padre murió cuando yo tenía cuatro años. Esto dejaba solo a dos de nosotros en aquella casa grande en Seattle, rodeados por la riqueza de la que mi madre no podía disfrutar."
"¿Cómo empleó mal ella el Mooonstone?"
"Ella dijo que había hecho algo vergonzoso, que ella había sido codiciosa. Ella se culpó por la muerte de mi padre. De algún modo, en su mente, estaba conectado todo. El Moonstone, el dinero, su soledad."
"¿Eso es todo lo que te dijo?"
Kizzy asintió. "Yo no sabía de el Moonstone hasta que mi Madre estaba muriendo. Ella me dijo guardarlo en la caja fuerte hasta que encuentres a la persona correcta."
"¿Pero que pasa con tu hija? ¿Qué hay de Carmel?" Kizzy y su marido habían adoptado a Carmel cuando era un bebé. La única cosa que ella me había dicho era que ella y su hija no eran cercanas y que Carmel estaba envuelta con una multitud escabrosa. Kizzy siempre hacía rodar sus ojos y murmuraba, "Mala sangre, " cuando mencionaba a su hija. Hoy no era la excepción.
"No Carmel," dijo ella firmemente. "Ella no es la persona correcta."
"¿La persona correcta para qué?"
"Alguien con un don. Alguien puro de corazón que lo usaría para el bien, no el mal."
"Oh," dije. "Alguien como Tú."
Kizzy tomó mi mano. "No, querida. No tengo el don."
Ella miró mi palma, Trazo el arco que la rodeaba sobre lo que Kizzy llamaba "el montículo lunar," y terminó debajo de mi meñique. "Mi madre tenía una línea exactamente como esta, pero tú tienes algo que ella no."
Hice rodar mis ojos. No esto otra vez. "Sí, correcto," mascullé y trate de retirar mi mano.
Kizzy reforzó su apretón y señaló una constelación diminuta de espirales y señalo la marca en el centro de mi montículo lunar.
"Mira," ella dijo. "Una estrella perfecta."
Tiré de mi mano enseguida. "Todo el mundo lo tiene."
"No." Kizzy me mostró su palma. Sin estrella. Sin líneas. Sacudí mi cabeza en negación, de repente incómoda con miedo por este asunto.
Kizzy deslizo el pendiente del Moonstone de alrededor de su cuello. Otra vez, ella tomó mi mano y lo giró con la palma hacia arriba. Yo sabía lo que venía y me sentía impotente para detenerlo. Miré, apenas respirando pesadamente. Ella dejó caer el Moonstone en mi palma, la brillante cadena de plata puesta alrededor de ella. Ella con cuidado cerró mis dedos.
"Y ahora, es tuyo."

No hay comentarios:

Publicar un comentario